Saltar al contenido

¿Cómo hacer una lámpara de lava casera?

Si te interesa tener una lámpara de lava casera que tenga cierto tiempo de durabilidad, hecho con materiales reciclables, que además puedes hacer de tu propia mano para probar cómo se ven, entonces sigue estos divertidos pasos:

¿Qué materiales voy a necesitar?

  • Una botella de plástico o vidrio de 500 mililitros, ya sea de agua o de refresco. Recuerda que debe tener su tapa.
  • Aceite vegetal
  • Agua
  • Colorante de alimentos
  • Sal o Alka Seltzer

Primer paso

Enjuaga muy bien la botella de agua y sécala

Segundo paso

Toma la botella y añade aceite vegetal suficiente para cubrir 3/4 de la botella, luego de ello completa el resto de la botella con agua de la llave, y finalmente agrégale 10 gotas de colorante de alimentos del color que tú desees, sin embargo, puedes añadir más colorante si lo deseas.

Tercer paso

Ahora, para que tu lámpara tenga movimiento puedes añadir sal o una tableta efervescente como una de Alka Seltzer. Si te decides por añadir sal trata de agregarla por unos cinco segundos. Pero si deseas mayor efecto burbujeante puedes añadir una tableta efervescente por pedazos.

Cuarto paso

Si lo deseas puedes batir tu botella “lámpara de lava” de un lado hacia el otro para ver cómo interactúan las burbujas de colores unas con otras.

Quinto paso

Ahora solo te toca añadir una fuente de luz, como una linterna, para que de esta manera puedas apreciar de mejor manera este efecto burbujeante de tu lámpara de lava casera.

No es recomendable dejar esta lámpara casera con una fuente de calor cerca o sobre de la linterna por mucho tiempo, ya que el plástico podría derretirse y verter todo el aceite y el agua que está en su interior.

Lampara de lava casera permanente

Ahora si quieres una lámpara de lava permanente puedes seguir los siguientes pasos con mucho cuidado:

Necesitarás:

  • Un recipiente de vidrio con su tapa
  • Aceite mineral o aceite de bebé
  • Alcohol antiséptico al 70%
  • Alcohol isopropílico al 90%

Primer paso

Limpia y seca la botella, luego añade una taza pequeña de aceite vegetal o de bebé. Es opcional añadir pintura de oleo en este punto.

Segundo paso

Mezcla seis partes de alcohol al 90% y trece partes de alcohol al 90%. Añade esto al recipiente de vidrio y espera a que se asiente. Si no ves un efecto efervescente puedes añadir un poco más de alcohol al 70%.

Tercer paso

Pon este recipiente encima de un hueco y sólido. Puede ser como una maceta volteada.

Cuarto paso

Añade la fuente de calor. Tienes que elegir cuidadosamente la bombilla incandescente que usarás- Si usas un recipiente de 350 mililitros o más pequeños usa una bombilla de 15 watts. Para recipientes más grandes usa uno de 30 a 40 watts, pero no más grandes.

Quinto paso

Ahora puedes conectar tu lámpara de lava. Si sientes la lámpara demasiado caliente desconéctala y cambia la bombilla por una menos potente para que evites algún tipo de accidente debido al sobrecalentamiento de tu lámpara de lava casera.